• Max --ºC Min --ºC

Experiencias

Vengas del este, del oeste, del norte o del sur, haz un alto en el camino a la sombra de Moby Dick

La garoinada

La garoinada

Las garoines o erizos de mar representaron una verdadera obsesión para el artista catalán Salvador Dalí, que comía estos moluscos con sabor a mar y playa acompañados de cava rosado, y que tanto le sedujeron, que hasta tuvieron su hueco en más de un lienzo del pintor.

En homenaje a estas bolas de mar recubiertas de espinas, y que los pescadores antiguamente tomaban su carne roja como postre o sobre una rebanada de pan para merendar, la comarca de Palafrugell organiza una campaña gastronómica del 16 de enero al 22 de marzo de 2015, y cuyo origen se remonta al año 1992.

Calella desde el cielo

Calella desde el cielo

Sabemos que las vistas desde la pequeña colina del camping Moby Dick de Calella de Palafrugell son fantásticas, pero… ¿y si pudieras divisar toda la grandeza de la Costa Brava desde el cielo?

Seguirás disfrutando de nuestra tierra y de nuestras playas, pero viviendo una experiencia memorable. Eso sí, cuando sobrevueles el camping Moby Dick, mira hacia abajo y saluda, ¡estaremos pendientes de tu vuelo! Hay tanto que ver y hacer en Calella de Palafrugell, que querrás alargar tu estancia indefinidamente.

Arte en Palafrugell

Arte en Palafrugell

… lo mejor es mojarte. ¿De qué? De la cultura que rodea, se vive y se siente en Calella de Palafrugell, y a tan sólo unos pasos del camping Moby Dick.

¿Por qué no combinar un poco de cultura entre paseos por el monte y baños en la playa? A escasos metros del camping Moby Dick, tendrás la oportunidad de descubrir el Museo del Corcho de Palafrugell y el Museo Can Mario, un espacio permanente dedicado a la escultura contemporánea.

Submarinismo, Kayak, Vela, Bici

 Submarinismo, Kayak, Vela, Bici

Si decimos que camping Moby Dick es mar y es tierra, es sol en la playa y sombra bajo los árboles, es porque se trata de un fiel reflejo de su realidad en el corazón de Calella de Palafrugell.

Caminando desde nuestro camping podrás salpicar tu relax de sorprendentes y estimulantes actividades como practicar submarinismo con la Escuela Poseidón Nemrod en la playa del Port Pelegrí, llegar hasta la Playa del Canadell en kayak individual o doble, o incluso realizar una escapada a vela saliendo de la Playa del Port Bo.

Habaneras de Calella de Palafrugell

Habaneras de Calella de Palafrugell

Uno de los barrios marítimos de la localidad de Calella de Palafrugell lleva por nombre Port Bo, un conjunto histórico declarado Bien Cultural de Interés Nacional que conserva el trazado original de sus calles, y el blanco luminoso de sus edificios porticados en primera línea de playa muy cerca de nuestro camping.

¿Dónde si no iban a varar las barcas de pescadores tras faenar? Era bajo los pórticos y frente al mar donde se subastaba el pescado, donde se cobijaban los aparejos de pesca, y donde hoy en día conversan y disfrutan de las vistas los lugareños y viajeros, sintiendo el mismo encanto de la historia con sabor a mar del barrio de Port Bo de Calella de Palafrugell.

La Paradeta de Calella

La Paradeta de Calella

Si sabe a mar, y sabe a fresco, es que sabe a La Paradeta de Calella de Palafrugell. Situado dentro del entorno natural del camping Moby Dick, La Paradeta nos ofrece cocina de mercado directamente del mar y de la montaña a su plato.

La sencillez de la vida en un camping, la filosofía slow campsite del camping Moby Dick, combina a la perfección con la cocina natural y de sabor auténtico de los platos que conforman la carta de La Paradeta de Calella de Palafrugell.

Gambetes de Palamós, fideuá, paella, almejas, mejillones, navajas, sepia o rodaballo a la plancha serán algunas de las delicias que, además, podrás escoger tú mismo antes de ser cocinadas. Por algo es cocina de mercado. Porque del mar a tu plato, pasando primero por tus ojos y el compromiso de La Paradeta de ofrecer siempre producto fresco y 100% mediterráneo. Sabor a Costa Brava.

L’Empordà, Costa Brava i Girona

L’empordà i la Costa Brava

Calella de Palafrugell, Llafranc, Tamariu y Begur consideradas Slow Town, son parte de la comarca del Baix Empordà en la Costa Brava, considerada la mejor costa de vacaciones del mundo en 2012, y enclave en el que se sitúa el camping Moby Dick.

L’Empordà todavía mantiene en su interior la esencia de la cultura catalana. Bosques mediterráneos, modelados por los pagesos de la zona donde se cultivan cereales, manzanas, viñas y que combina la buena cocina, con el sorbo de un buen vino DO. Empordà; vinos jóvenes que captan la esencia y el aroma de la tierra, como antes, como siempre y como a la gente de esta tierra le gusta ofrecer a los turistas de todo el mundo, como hacía el señor Simón, fundador del camping Moby Dick de Calella de Palafrugell.

Las playas de Calella

Las playas de Calella

Las playas de Calella de Palafrugell mantienen desde hace años el galardón de máxima calidad (Bandera Azul) de la UE.  Las calas Port Pelegri, Sant Roc, Port Bo y Canadell son playas donde podrás disfrutar de un desestresante baño para grandes y pequeños, a muy pocos metros del camping.

Estas son las playas principales de una costa repleta de calitas para perderse en la naturaleza como el Golfet, Cala Estreta o La bañera de la rusa donde accedemos en kayak. Todas las calas se unen por un paseo de ronda rústico precioso que parte del GR 98. Calitas como El Port de Malaespina donde además de darte un plácido baño, podrás descubrir una piscina natural de agua salada bajo  “La Casa Rosa”, un rincón perfecto para que los bebes y niños pequeños se zambullan sin riesgo en los centímetros del mar Mediterráneo de este pequeño puerto natural, disfrutando ya a su corta edad del relax de las aguas de Calella. Una experiencia que jamás olvidarán, en un entorno seguro y accesible y muy cercano al camping Moby Dick.